Canto rodado

Náufragos

Cuerpo a cuerpo rodamos

Llamados a ser uno

Nos dejamos abrasar por este instante

Abro para ti mi vientre

Ruedas en mis adentros

Vas y vienes

Tomo de tu boca mi aliento

No hay pausa

El estruendo es adentro

Sacas de mi lengua la última gota

Bebo de ti sales blancas

Perplejos

Este vaciarnos

Llenarnos

Envolvernos por dentro

Anuncios

El descanso

Tendidos sobre la arena

Sin tiempo por encontrar

Tu pecho desnudo

Sobre ti mi palpitar

Esta loca carrera

No hay cuerda de relojes en ella

Pulso tus piernas

Mi boca es la botella

Ardidos

Pedimos a nuestras bocas sorban nuestras gotas

Sal para mi lengua

Agua para tu sed

Das

Tomas

Doy

Tomo

En el medio de la noche

Escalón por escalón subo por tus venas

Quiero escalar tus  líquidos reflejos

Esta noche es la medida del tiempo

Mitad tú

Mitad yo

Todo el cuarto es nuestro

Más allá de mis piernas

Más acá de tus caderas

Palmo a palmo

Ascendemos

Al borde del quebrarnos

Partimos esta noche

Lado a lado

Saltamos

Dulce veneno

Avariciosa tu boca

Quiere desterrar todas mis humedades

Amante yo de compartirlas

Desde mi labios medios

Hasta tu sibilante lengua

Tiemblo

Contagiada de tu rítmico siseo

Giro  mi cuerpo

Tomo tu elevada locura

Vienes por mí

Voy por ti

Dando y dando

Nos tomamos

Sin rendirnos

Acabamos labio a labio

Dulce

Mío

Dulce

 Tuya

Envenenados

Caemos

Miradas profundas

Mírame, mírame

Bato palmas para tocar tu frente

Despliego mis ojos ante tu oscura mirada

Cambio el tono de mis manos para acariciarte

Mírame en un beso

El temblor de mi espalda

El regocijo de mi pecho

El oleaje de mi vientre

Mírame otra boca más

Otro recorrido nuestro

Este mi sudor tan tuyo

Lanzados el uno en el otro

Mírame con tus manos

Con todo tu cuerpo

Por dentro

Otra

Vez

Más

Entremezclados

¿Cuántos alumbramientos tenemos?

Abro el portal de la noche

Tengo mis manos en tu piel

Tengo mis piernas alrededor tuyo

Al calor de tus ojos desalojo mis caudales

Al beso hecho hombre muerdo cada vez

Imito

Caigo

Rasgo mis desvelados tonos

De par en par

De hombro en hombro

Calados el uno en el otro

Descubiertos a ojos cerrados

Templados en este encuentro

Surge la miel

Lamo tus espasmos

Esculpidos en el otro

Arrebatados

Tomas tú

Bebo yo

Sombra

Luz

El Gato Negro

 

Extraña tu sombra

Se cuela por mis ventanas y paredes

Trae escalofríos a mi espalda

Hace castañear mis dientes

Al abrigo de mis temblores

Mueves tu cola de mil maneras

Alzas tus garras

Te hundes  en mis huesos

Sombra tras sombra amontonas

Con tus uñas agarras mis fantasmas

Con tu lengua lames mis quebrantos

Traes puestos tus atrapasueños

Una, dos, tres veces

Maúllas en mis adentros

Noche tan larga esta

Absorbes la luz de mis pensamientos

“El ya no te ama”

Recalientas tus bigotes

Estiras tu espinazo

Saltas

Atrapas mi penúltimo “Nunca más”